MCLAREN MP4-12C

  • AÑO 2014
  • 20000KM

Categoría VENDIDOS


Share
Descripción

El McLaren MP4-12C es un cupé biplaza de motor central y tracción trasera. Mide 4,51 m de largo, 1,91 m de ancho y 1,20 m de alto.

El MP4-12C lleva un motor de gasolina de ocho cilindros en «V» sobrealimentado con dos turbocompresores y tiene 3,8 l de cilindrada. Va colocado en la parte trasera de la carrocería, justo detrás del habitáculo. Da 625 CV a 7500 rpm —el modelo 2011 tenía 600 CV a 7000 rpm—, por lo que su potencia específica es muy alta. El par máximo es de 600 Nm entre 3000 y 7000 rpm.

Las prestaciones difieren ligeramente en función de los neumáticos que lleve (McLaren ofrece dos juegos de distintas características en función del tipo de uso). Con las ruedas «Pirelli P Zero Corsa» —opcionales y con las que se consiguen los mejores resultados— el McLaren MP4-12C 2013 acelera de 0 a 100 km/h en 3,1 s, de 0 a 200 km/h en 8,8 s y de 0 a 300 km/h en 26,5 s. La velocidad máxima es 333 km/h. No hay datos de los tiempos de aceleración con las ruedas de serie.

Acelera mucho en parte porque el peso final es bajo. Eso ha sido posible porque la estructura está fabricada con fibra de carbono. La mayoría de los cupés de unos 600 CV de potencia son mucho más pesados (como el Ferrari 458 Italia). Hay alguna excepción; por ejemplo Porsche 911 GT2 RS pesa menos y eso que su estructura es de acero. A su favor tiene un motor de seis cilindros en vez de ocho y una carrocería un poco más corta que la del McLaren.

El cambio de marchas es automático de doble embrague con siete velocidades. Sólo es posible cambiar de marchas desde las levas en el volante (no hay palanca entre los asientos).

En el McLaren MP4-12C 2013 la gestión del cambio de marchas es diferente. Tiene un tiempo de respuesta al acelerador menor y realiza los cambios con mayor suavidad. Hay además un nuevo sistema denominado «Intake Sound Generator» (ISG) que controla el ruido producido por la admisión del motor y da al conductor la posibilidad de variar su volumen y tono en el habitáculo a través del menú que hay en el cuadro de mandos. Se puede configurar para que cada uno de los tres programas de suspensión disponibles —«Normal», «Sport» y «Track»— tenga una sonoridad diferente.

El aspecto del exterior recuerda al del McLaren F1. Como en éste y en el Mercedes-Benz SLR McLaren, las puertas se abren hacía arriba. Van articuladas en su parte delantera, no como las de un SLS AMG, que pivotan en el techo. McLaren dice que necesitan menos espacio lateral para abrirse que unas tradicionales batientes.

McLaren ha colocado los asientos muy próximos entre sí para que la parte de la carrocería correspondiente al habitáculo no fuera muy ancha y para que el conductor tenga mejor control del coche. Hay espacio para que dos ocupantes adultos de complexión normal no rocen entre sí con sus hombros.

Para poder centrar los asientos McLaren ha tenido que hacer una consola más bien estrecha (imagen). En ella hay unos mandos que sirven para seleccionar el grado de intervención del control de estabilidad, la respuesta del motor y del cambio automático. Los mandos del sistema de climatización están en los tiradores de cada puerta.

 

¡¡VEHICULO BAJO PEDIDO!!

También te recomendamos…


Privacy Preference Center